Esfuerzo y motivación se unen para crear Fuentes del Silencio, la bodega reina del valle del Jamuz



En Herreros de Jamuz se encuentra la bodega Fuentes del Silencio, referente de la zona en la fabricación de vinos. Se basan en crear vinos excepcionales a partir de viejas cepas de variedades autóctonas de León a través de la recuperación de esos viñedos.


Fundada por María José Galera y Miguel Ángel Alonso, esta bodega se sitúa en casas antiguas del pueblo, aunque inicialmente fue excavada en la montaña en el siglo XVIII. El clima continental suave, con gran amplitud térmica entre el día y la noche, y las condiciones de cada estación favorecen la creación de estos vinos que tanto se venden nacional e internacionalmente.


Muchos de sus viñedos son centenarios, con vides de más de un siglo que se han recuperado para poder ofrecer unos vinos excepcionales. Predomina la uva de variedad mencía, pero también se encuentran variedades como la alicante bouschet, prieto picudo, palomino o godello, todas ellas tratadas de manera minuciosa y vendimiadas a mano.


Se enorgullecen de respetar al máximo el medio ambiente, ya que no emplean productos sintetizados y se encuentran en proceso de certificación como viñedo ecológico. Por otro lado, gracias a la recuperación de las cepas antiguas, han creado puestos de trabajo y fomentado actividades como el enoturismo, su apuesta para dar a conocer el valle. Todo esto se une a su propósito de elaborar vinos de calidad, frescos y elegantes.


Las opciones enoturísticas que ofrecen actualmente son tres. La primera, ‘Vino y oro en el Valle del Jamuz’, consiste en buscar oro con bateas en el Valle del Jamuz, ya que son terrenos con alto contenido en metales y oro, y disfrutar de una cata armonizada en la bodega.

‘Descubriendo Fuentes del Silencio’ es una alternativa que ofrece un paseo por los viñedos para observar el proceso de vendimia y la entrada de la uva en la bodega, así como su fermentación y crianza y, como broche, una cata armonizada.


Por último, ‘Maridaje con vino’ consta de una visita de la bodega y termina con una cata maridaje de los vinos exclusivos de ‘Fuentes del Silencio’ con chocolate Santoclides.


Esta vendimia se presenta temprana por la meteorología porque, aunque prevén empezar a vendimiar a mediados de septiembre, todo puede ocurrir. El viñedo está en muy buenas condiciones y la calidad de la uva es óptima. Son los ingredientes necesarios para que estos vinos continúen en su camino de ser los mejores de la provincia de León.


El consejo de sus impulsores para futuros emprendedores: “Con esfuerzo y motivación se pueden poner metas y lograr objetivos. Hay que ir despacio, haciendo bien las cosas para que se puedan recoger los frutos del esfuerzo realizado”.