#Tabladillo de Somoza

Un pueblo maragato, bonito y con solera: Tabladillo de Somoza.


Tabladillo es una localidad del Ayuntamiento de Santa Colomba de Somoza que, actualmente, apenas cuenta con 19 habitantes. Pero, aunque no sea rico en gentes, sí que lo es en historia y belleza.


El enclave donde hoy se encuentra parece que fue repoblado en el siglo XI por gentes venidas del Bierzo tras ser reconquistada la zona a los musulmanes. Es posible que los nuevos moradores replicasen el nombre de su lugar de origen; ya que existe otro Tabladillo en la vecina comarca y se da la casualidad de que ambos enclaves responden a unas características geográficas similares. Se hayan en una pequeña planicie junto a un curso de agua, lo que da lugar al geotopónimo tablas, tablada,… y si la extensión del terreno es reducida, como es el caso, se aplicaba el diminutivo; es decir “tabladillo”.


No obstante, la historia del Tabladillo maragato, parece remontarse mucho más atrás; pues, junto al rio se aprecian vestigios de un asentamiento de época romana y otros restos de la minería aurífera que fue muy intensa en toda la Sierra del Teleno y entorno.


Tabladillo, también fue un pueblo arriero como se comprueba no sólo documentalmente en el Catastro de Ensenada o en el Diccionario de Madoz, sino también en las trazas de algunas de sus construcciones. Hay varios ejemplos destacados de casonas que nada tienen que envidiar a las de otros lugares de la contorna más afamados por este tipo de arquitectura. También el arte religioso tiene ejemplos admirables, tanto en la Iglesia Parroquial de San Pedro como en la Ermita de San Mamed.


Los alrededores de este pueblo tilenense, son propicios para dar apacibles paseos o buenas caminatas según el gusto de cada uno. A pesar de que la Maragatería tiene fama de tierra árida, a lo largo del curso del río Turienzo, hay rincones con mucho encanto que destacan del resto del paisaje montuoso por la abundancia de vegetación de ribera.
Sus pocos vecinos, luchamos por mantener viva su esencia y, por ello no dejamos que los edificios públicos, esos que fueron parte de la historia de nuestros antepasados, se abandonen y arruinen. Siguiendo este impulso, se ha restaurado la antigua Escuela, construida en 1898, con el patrocinio de un indiano que quiso compartir su fortuna con sus paisanos, dotándoles de un local en el que los niños tuvieran la posibilidad de aprender y educarse, como así fue durante años. Ya no tiene actividad docente; sin embargo, hoy es un Espacio Multiusos donde se puede realizar gimnasia de mantenimiento con modernos aparatos, disponer de servicios de ciber-centro o celebrar actividades variadas en una sala diáfana.


También está siendo rehabilitada la “panera” concejil, a punto ya de tener un tercer uso en su historia. Su función originaria, como el nombre indica, era servir de almacén de grano para que, en caso de sobrevenir un año de malas cosechas, se pudiera anticipar a quienes lo necesitasen, una cantidad de cereal para sembrar o incluso para moler y alimentarse. A partir de finales de los años sesenta del siglo pasado, pasó a ser un espacio de ocio y convivencia al adecuarse como “teleclub”. Hoy, ya pocos saben la importancia de éstos en la vida rural; pero, los teleclub se multiplicaron en toda España ya que el Ministerio de Información y Turismo de entonces, facilitaba un televisor para que los habitantes disfrutaran juntos de sus programas preferidos en los locales que cada pueblo dispusiera para ello, desbancando, así, a los acostumbrados filandones al calor de la lumbre de antaño… ¡Qué veladas más animadas debieron pasar en aquella época!. Es, pues, un referente para los hombres y mujeres de Tabladillo y, aunque las generaciones más jóvenes no lo conocimos, queremos que sea rescatado del abandono e impulsado como centro de animación sociocultural para todos los que se acerquen hasta aquí a disfrutar con nosotros de las actividades que se programen. La “Panera” volverá a ser punto de unión de naturales y visitantes; una muestra indudable de que, la vida comunal y estrechar lazos de vecindad, siguen siendo importantes en el campo; lo cual marca la mayor diferencia con la ciudad y nos hace sentir orgullosos de ello.


… Por el esfuerzo de sus gentes y porque ningún pueblo merece caer en el olvido, creo que Tabladillo puede optar a ser conocido como uno de los Pueblos Tilenenses más Bonito 2021. ¡¡VOTADLE!!


Noelia Alonso