#Villar del Monte

Villar del Monte. La esencia de la Cabrera Alta.


Villar del Monte es una localidad que pertenece al municipio de Truchas; enclavado en la comarca leonesa de La Cabrera, en la denominada Cabrera Alta. Este pequeño pueblo, apenas 14 empadronados, es uno de los que mejor conserva la arquitectura tradicional de la zona. Pueden verse un buen porcentaje de construcciones con los materiales que se han venido usando desde tiempos inmemoriales: piedra, madera, pizarra y barro; no sólo en aquellas que debido a los implacables efectos de la emigración quedaron deshabitadas, sino también en un buen número de viviendas que se han rehabilitado en las últimas décadas teniendo en cuenta y respetando las características de las antiguas casas. Muros de piedras asentadas con barro, escaleras de patín, corredores de madera de castaño y techumbres y chimeneas de pizarra, dan un encanto especial que hace las delicias de los visitantes.


Además de recrearnos con los atractivos del núcleo urbano, es muy relajante pasear por el entorno, y especialmente por la zona de pajares, por la que atraviesa un singular reguero, donde se pueden ver muestras de techumbres de paja de centeno. Uno de ellos, “teitado” recientemente, está destinado a ser la sede de la Asociación de Artesanos Creadores Concha Casado.


Además de esta asociación, existe otra creada anteriormente, la Asociación Villar del Monte: vida, costumbres y tradiciones, que tiene su sede en un edificio rehabilitado, en cuya planta baja hay un salón de actos donde se organizan diversos encuentros relacionados con el patrimonio cultural. En la planta alta, en la que puede verse una cocina de antaño y una biblioteca con publicaciones de temática leonesa, se organizan periódicamente talleres artesanales de oficios y labores que apenas existen ya.


Es frecuente, durante casi todo el año, ver turistas por las calles del pueblo que desean visitar el Museo del Encaje y Centro Didáctico del Encaje, filial del Museo del Encaje de Tordesillas (Valladolid).


Junto con este museo y la que denominamos “casa del ayer”, que se mantiene como la dejaron sus antiguos propietarios, se han ido implementando diversas salas temáticas y espacios de creación artesanal: la sala dedicada a la alfarería, un aula didáctica de antropología arqueológica, un taller y aula didáctica relacionado con la ebanistería (especialmente de construcción de instrumentos musicales) y fundición en bronce. En breve se abrirá una sala de exposiciones donde se podrá contemplar una muestra permanente de encaje flamenco (belga).


La visita a los distintos espacios anteriormente señalados es como mínimo de hora y media de duración, con posibilidad, gracias a la implicación del Ayuntamiento de Truchas, de ir acompañado de un guía en los meses estivales.
Al final del itinerario son comunes las expresiones de sorpresa de los turistas, que prometen volver, y así lo hemos podido constatar. Sin duda hablamos de un pueblo singular, con un especial poder de atracción, firme candidato a ser uno de los 10 Pueblos Tilenenses más Bonitos 2021.